16 de febrero de 2011

ERROR ESTADÍSTICO

El Perú está nuevamente en la mira del mundo entero, y no precisamente por una logro intelectual o deportivo, sino por la incompetencia de las autoridades encargadas de llevar a cabo un "proceso electoral limpio" dentro del marco del respeto a los derechos fundamentales de la personas. Me refiero al Jurado Nacional de Elecciones (JNE) que no ha tenido mejor idea para hacer notar su, de por sí ineficiente labor, la de disponer que las encuestas de opinion se hagan previo recojo de datos personales como el nombre, DNI, dirección y teléfono de los encuestados.

Nuevamente vemos la intromisión del gobierno de Alan García por favorecer al candidato de su preferencia (Castañeda) que en los últimos meses ha venido en picada en la intención de voto, el mismo que ha apoyado dicha "norma" junto con algunos apristas (entre ellos el innombrable Aurelio Pastor) y la encuestadora del partido de gobierno. García nos muestra una vez más ese lado oscuro de la política que es el de la manipulación, lamentablemente esta vez proviene del propio gobierno, un gobierno "democrático". (Ni en Venezuela, donde reina el dictador Hugo Chavez, sucede esto).

Para quienes no sepan, en la Constitución Política del Perú, en su artículo 2, inciso 18, dice: "Toda persona tiene derecho a mantener reserva sobre sus convicciones políticas, filosóficas, religiosas o de cualquier otra índole ...". Mantener reserva quiere decir que la persona puede decidir libremente, sin ningún tipo de temor, expresar o no sus convicciones, en todo o en parte, a todos o a algunos. Las convicciones se refieren a aquellas ideas que la persona se ha formado y de hecho se forma diariamente (por eso se dice que son "fotografías del momento"), esto hace que los candidatos puedean cambiar sus estrategias de campaña para poder mejorar lo que está mal.

Acaso saben los señores miembros del JNE que este artículo existe?, siquiera sabrán que en mencionado documento consittucional dice, en el incison 4, del artículo 2: "Toda persona tiene derecho a las libertades de información, opinión, expresión y difusión del pensamiento mediante la palabra oral(...)Es delito toda acción que suspende o clausura algún órgano de expresión o le impide la circular libremente...". Por la mente brillante de estos señores del JNE ha pasado la idea de que vulneran nuestro derecho a informarnos?

Recordemos que fue el mismo JNE que dió la norma de que en las elecciones se podían observar las actas de sufragio si les faltaba alguna de las cinco firmas que debían tener, lo que generó una de los más lentos procesos de conteo de votos en la historia del Perú. Luego la ley fue derogada.

Los que por lo menos hemos pasado por la universidad, tenemos estudios superiores y/o hemos hecho alguna vez una encuesta, sabemos de lo especial que es la gente al momento de dar su opinion o responder el cuestionario, ¿si así era antes, con el derecho de confidencialidad, cómo será ahora que tienen que dar prácticamente todos sus datos vitales?.

Estoy totalmente deacuerdo con la fiscalización a ciertas encuestadoras que no cumplen con las rigurosidades cientificas que manda la Estadística (muestra, población, error de estimación, etc.) pero no de esta manera ni perjudicando el derecho de la mayoría de expresarse sin temor alguno.

Espero que la presión social que se está generando de los frutos esperados. Recordemos lo que hace dos semanas ocurrió con el Museo de la Nación (pintado y vulnerado en su estructura arquitectónica, en las narices del propio ministro de cultura). Por el bien de la política peruana y para dejar de ser la vergüenza científica mundial que hoy somos.